Una de las cosas más bonitas de ser fotógrafo lifestyle en Bilbao, es ver como crecen las familias con el paso del tiempo.

Muchas veces llegáis a mí las mamás embarazadas para guardar ese maravilloso momento en vuestras vidas con una sesión de embarazo en pareja, a otras en cambio os conozco cuando ese pequeño bollito acaba de nacer. Mi parte favorita es contar vuestra historia, sin importar cuando empiece.

Conocí a Ethan y a sus aitas cuando él era una pequeña bolita arrugada, y ya entonces era fan de Harry Potter (minipunto para esos aitas). Hicimos su sesión de recién nacido con 15 días de vida en casa calentitos, pero luego llegó el Covid-19 y nos obligó a posponer esta otra sesión de su Pack del primer año, así que finalmente hicimos una sesión familiar en la playa. ¡Y qué mayor estaba!

La única receta mágica para conseguir unas fotos familiares naturales es pasarlo bien vosotros, dar un paseo juntos y olvidaros de que estáis delante de una cámara. La suerte de «los repetidores» en las sesiones de fotos es que esta parte ya se la saben, jejeje.

Os dejo un cachito de su sesión familiar natural con su niño de 2 años, ¡vosotros también podéis guardar vuestros recuerdos familiares!

Todas las historias merecen ser contadas, y me encantaría contar la vuestra.

Otros recuerdos en familia

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis algunos de mis últimos reportajes de familia. ¡Espero que os gusten!
En la cabecera encontraréis otros de mis trabajos, como reportajes de boda, fotografía de pareja, sesiones de embarazo, y mucho más.