Una de las mayores suertes de ser fotógrafo de familia en Cantabria y Bizkaia es estar rodeada de paisajes preciosos a los que ir para las sesiones de familia, sesiones de embarazo, y un largo etc. Tenemos la playa y el bosque para nosotros solos, y eso es un auténtico lujo.

Con el invierno llega la navidad, ese momento de agradecer y de hacer regalos diferentes y originales a nuestra gente más querida. No solo hacia los demás, sino también hacia nosotros mismos. Eso fue lo que hicieron las familias de Saray y Laura para terminar el año de la mejor manera: se auto-regalaron una sesión familiar doble en el norte.

Ellos siempre reciben el nuevo año juntos, de escapada con sus peques en algún lugar lejos de la ciudad. La familia a veces también se elige, y todos ellos juntos son una gran familia bonita. Nada mejor para entrar en calor en una sesión de fotos en invierno que pegarnos unas carreras, ¡la fotografía con niños te mantiene en forma, amigos!

Lo pasamos en grande, y fue una sensación preciosa poder terminar el año haciendo lo que más me gusta:  » Regalar Recuerdos Para Siempre «

Todas las historias merecen ser contadas, y me encantaría contar la vuestra.

Otros recuerdos en familia

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis algunos de mis últimos reportajes de familia. ¡Espero que os gusten!
En la cabecera encontraréis otros de mis trabajos, como reportajes de boda, fotografía de pareja, sesiones de embarazo, y mucho más.